10 trazes muy curiosos del País del Sol Naciente - Blog de viajes Trazers

10 trazes muy curiosos del País del Sol Naciente

maneki-neko

Konichiwa trazers!

En nuestro último post os llevamos a conocer algunos de los mejores templos de Japón. Pero como un post se nos queda pequeño para sacar a la luz todas las maravillas de este exótico país, hoy volvemos a la carga con una selección de trazes de lo más interesante.

Ya sabéis que normalmente en nuestros posts nos dedicamos a recorrer lugares asombrosos, pero en el post de hoy os vamos a sorprender de otra forma. Ya que son muchas y variadas las experiencias que nuestros trazers han vivido y que nos han traído en forma de trazes de esta región para adentrarnos en su cultura que mezcla modernidad y tradición. Por eso hoy hacemos una selección de 10 trazes muy curiosos venidos del País del Sol Naciente. Así que ármate con los palillos y el kimono, porque arrancamos!

#1. Meditando en Kamakura

 Kamakura es una de las capitales del Zen, donde podremos elegir hasta cinco templos en los que iniciar nuestro camino hacia la iluminación, o simplemente disfrutar de una plácida visita. Karlimocho nos invita a echar un vistazo a uno de ellos, en cuyo interior se respira ese aire de paz y solemnidad tan característico de la cultura Zen. Los templos de Kamakura se localizan en la parte norte de la ciudad, entre la estación de Kita-Kamakura y las laderas de Gionyama. Eso los coloca en un punto estratégico desde el que contemplar la ciudad en su totalidad.

#2. Los Jizo Fantasma de Nikko

El Abismo de Kanmangafuchi forma uno de los paisajes más bonitos y emblemáticos de la ciudad de Nikko, y es que aquí encontramos a unos personajes muy queridos de su cultura: las estatuas de los Jizo. Estas estatuas, que reconoceremos por los gorritos y baberos de ganchillo que visten, simbolizan a Jizo Bosatsu, guardián de las almas de los niños que nunca llegaron a nacer o que murieron en edades muy tempranas, protegiéndolos de los demonios y los malos espíritus. No te pierdas la historia y las preciosas imágenes del bosque que nos enseña Viajarlocuratodo. También puedes verlo aquí en este traze de 365Sabados.

#3. ¿Echamos una partida a las maquinitas?

Si algo hay que caracteriza a la a cultura nipona, es su pasión por el mundo virtual y la cultura que rodea a los videojuegos. De hecho, en Japón podemos encontrar edificios enteros dedicados a las máquinas recreativas, con montones de juegos diferentes en los que poder desarrollar nuestras habilidades virtuales. Mariaparrula se atreve a entrar en una de estas casas de recreativos, en las galerías de Osu Kannon, en Nagoya, donde encontramos a auténticos profesionales de este mundillo.

#4. Las Vegas japonesas

Osaka es la tercera ciudad más grande de Japón, y destaca por los muchos contrastes entre lo moderno y lo tradicional que esconden sus calles, tal y como nos muestra Karlimocho en este traze al más puro estilo de Las Vegas. A pesar de la algarabía de luces, restaurantes y tiendas sigue perdurando el estilo de la tradición japonesa, con esa decoración tan particular. Y aquí también encontraréis otro de los lugares estrella de este país: las salas de karaoke, que nada tienen que ver con las que tenemos en España. ¿Por qué no hacéis la prueba?

#5. La ciudad de los Maneki-Neko

Seguro que a todos nos suenan esos simpáticos y sonrientes gatitos de colores que custodian las casas y negocios. Son los Maneki-Neko, los gatos de la suerte, y Mimemu nos descubre que tienen su propia ciudad: Tokoname. Con una pata sostienen una moneda (como símbolo de fortuna), mientras que con la otra “llaman” a los visitantes para que entren en nuestra casa o nuestro negocio. Además, lucen un cascabel que sirve para auyentar los malos espíritus, y dependiendo de su color, nos servirán para atraer la salud, el éxito o el amor, entre otros. ¡Estos gatitos valen para todo!

#6. ¡Parada para comer!

Llegamos a la mitad del recorrido, así que, ¿qué tal una parada en el camino para reponer fuerzas? Mariaparrula nos muestra un lugar donde podremos hacer de guiris y llenarnos el estómago al mismo tiempo. De camino al templo Asasuka, el que dicen que es el más antiguo de Tokio, nos encontraremos con una calle llena de tienditas y puestos de comida, donde podremos degustar las bolitas de pulpo o los fideos yakisoba, tan típicos de la cultura japonesa, además de llevarnos algún que otro souvenir.

#7. El divorcio en el Japón antiguo

De vuelta en Kamakura, Karlimocho nos cuenta una curiosidad del Japón feudal. Parece que las mujeres eran unas adelantadas a su tiempo, y es que si sufrían abusos de sus maridos o simplemente deseaban romper su matrimonio, tenían derecho a divorciarse. Estas mujeres debían realizar un retiro de tres años en el templo de Tōkei-ji, y una vez superado se ganaban su libertad y el respeto ante la sociedad. Una práctica muy inusual de aquella época y que se terminaría con la llegada del movimiento antibudista del año 1871.

#8. Atravesando un bosque de bambú

Nos vamos ahora de paseo por Kioto, para conocer este bonito bosque de bambú. Un lugar ideal y de lo más fresquito para escapar de las calurosas tardes del agosto japonés. Este bosque se localiza en la zona de Arashiyama, al oeste de la ciudad, y muy cercano al templo Tenryuji. Un paraje que atrae tanto a turistas como a los habitantes del lugar, que lucen sus kimonos con total naturalidad. Mister nos lleva con él a recorrerlo, y nos explica con detalle cómo encontrarlo.

#9. Campos de flores en Hokkaido

Entre Biei y Kamifurano en la zona de Hokkaido, encontramos estos campos de flores que además de ser granjas, la disposición y contraste de colores lo han convertido en una atracción turistica muy digna de visitar. Pues además del contraste de colores, también disfrutaremos de los diversos aromas de las más de 30 especies con la que se crean estos campos, tales como lavanda, lirios, cosmos, girasoles, amapolas o lupinos entre otras. La época adecuada es entre junio y septiembre, aunque dependiendo del mes serán unas u otras las flores que podremos disfrutar. Todo un espectaculo en Shikisai Hill que nos muestran en este traze 365Sabados.

#10. Al Ryokan a descansar

Y después de este largo recorrido, nada mejor que un Ryokan para tomarnos un merecido descanso. Se trata del alojamiento tradicional japonés, y un lugar pensado para encontrar la paz y la tranquilidad. Suelen localizarse cercarnos a balnearios o piscinas de agua naturales, y por la mañana deleitarnos con un desayuno típico japonés. Karlimocho nos enseña su minimalista pero elegante decoración, además del tradicional mobiliario, con el futón del suelo, sobre el que dormiremos, o la mesita baja para disfrutar del té. Y por cierto, ¡no olvides descalzarte!

Hasta aquí esta recopilación de curiosidades del país nipón. Y es que conocer las costumbres es otra forma de entender la auténtica esencia de una región. Ahora ya sólo tenéis que ir a vivir vuestras propias experiencias y traernos vuestros trazes para subir a Trazers.

Pero antes de despedirnos de Japón, ¿qué tal si movemos el esqueleto al ritmo de este grupo de idols que nos enseña Mariaparrula? Quizá no canten como los ángeles, pero hay que reconocer que amenizan el ambiente de lo lindo. ¡No os perdáis al público dándolo todo!

Hasta la próxima trazers! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.